Federación Gallega de Dominó

Vaya al Contenido

Menu Principal

Reglamento F.E.D.

ESTATUTOS

PREÁMBULO

     

         La Federación Gallega de Dominó está y estará constituida por cuantas Asociaciones y Entidades vinculadas al deporte del Dominó que tengan como objetivo la difusión, promoción y desarrollo del mismo en forma positiva y altruista; siempre y cuando manifiesten su voluntad de formar parte de ella.
         Los jugadores pertenecientes a esta Federación definen, cariñosamente, este deporte como " una máquina sencilla, compuesta de veintiocho fichas, que sirve para hacer amistad y que, como la vida misma, la acrecienta, vitaliza y agiganta, por el mayor conocimiento que permite tener de los demás, las relaciones personales que se alcanzan con motivo de la disputa de una partida, encuentro o competición; y por el enriquecimiento intelectual que para todos los participantes supone ".


CAPÍTULO  I

EL DOMINÓ


ARTÍCULO 1º

         El Dominó es un deporte que se practica con veintiocho fichas rectangulares, generalmente blancas por la cara y negras por el envés. con aquella dividida en dos cuadros, cada uno de los cuales lleva marcados de uno a seis puntos o no lleva ninguno.
         Dichas fichas pueden ser utilizadas de muy diversas maneras, y por un número variable de jugadores, dando lugar a las distintas modalidades del juego, por parejas, chamelo, venenoso, etc.
         La Federación Gallega de Dominó define como deporte del dominó, propiamente dicho, al DOMINÓ POR PAREJAS, reservando para las restantes modalidades el nombre que ya en el presente ostentan. En adelante llamaremos a este deporte "DOMINÓ ", y a las piezas utilizadas, "FICHAS ".
         Una partida de DOMINÓ se disputa por CUATRO jugadores, formando parejas, que se sentarán cada uno enfrente del otro, en torno a una mesa.
         Es pareja ganadora de cada mano aquella a la que pertenezca el jugador que antes coloque la totalidad de sus fichas, o aquella que, en caso de cierre, sume menos puntos en sus fichas no jugadas que la pareja contraria.
         Una mano se considera finalizada en el instante que se coloca la última ficha, bien para dominar, bien para cerrar; por tanto, se considera que la mano se inicia en el momento en que termina la anterior.
         Gana la partida la pareja que alcanza la puntuación preestablecida.


CAPÍTULO  II

ELEMENTOS PARA LA PRÁCTICA DEL DOMINÓ


ARTÍCULO  2º


         Todos los elementos empleados en este deporte, locales, mesas, sillas, etc., deberán ser suficientemente adecuados y amplios que permitan el correcto desenvolvimiento del juego.
         En competición, los locales donde se disputarán las partidas deberían tener una superficie mínima que permita el desarrollo de la competición de que se trate, y reunir las condiciones de luz y ventilación necesarios y, asimismo, estarán debidamente acondicionados. En el mismo local o lugar cercano, se dispondrá de  servicios higiénicos, limpios y debidamente aseados, para uso de los jugadores y del público asistente.
         En competiciones por parejas, el local deberá tener tantas mesas con la mitad del número de parejas intervinientes y, además, una mesa para uso exclusivo de la organización.
         En competiciones por equipos, el local donde se desarrollarán los encuentros dispondrá de igual número de mesas aptas para la disputa de las partidas y dos mesas auxiliares para uso de los representantes de los equipos actuantes y equipo arbitral.


ARTÍCULO  3º

         Las mesas de juego deberán tener su superficie completamente lisa, que puede ser su propio tablero o uno superpuesto. En cualquiera de los casos deberá tener la superficie rígida y deslizante, que permita remover las fichas con facilidad. La estabilidad de la mesa es un elemento esencial para la práctica del juego, por ello, estará perfectamente asentada.
         Su forma será cuadrada, con un mínimo de 70 centímetros de lado y máximo de 1 metro, o circular, de diámetro comprendido entre 80 y 110 centímetros, y la altura permitirá un cómodo desenvolvimiento de las partidas.
         La zona de juego tendrá marcado un punto en su centro geométrico, donde se colocará la ficha de salida, y podrá disponer de líneas orientativas para la correcta formación del carro.

 
ARTÍCULO  4º

         
Las sillas, en número suficiente, guardarán la debida similitud con la altura de la mesa, y serán, asimismo, consistentes.
         Sería conveniente disponer de un elemento auxiliar (mesita) que permita situar la Hoja de Anotaciones y bolígrafo.

ARTÍCULO  5º

            En competición, los juegos para la práctica del DOMINÓ, estarán en perfecto estado y en número suficiente que permita la sustitución de aquellos pudieran estropearse o romperse. La forma de las fichas será la de un paralelepípedo rectangular con una cara blanca o crema con las denominaciones en forma de puntos, en bajorrelieve desde la blanca doble hasta el seis doble, y un clavo metálico en el centro, y en relieve, para facilitar el movimiento de las fichas a la hora de remover; el dorso será de color oscuro, preferentemente negro.
         Se prohíbe, en competición, el uso de juegos de dominó que incluyan publicidad en las fichas de palo "blancas" o en cualquiera de las fichas por su anverso; en todo caso se permitirá publicidad en el reverso de todas las fichas, siempre que no moleste para el desarrollo del juego.
         Las dimensiones estarán comprendidas entre 11 x 22 x 44 y 12,50 x 25 x 50 m/m., y su peso, entre 15 y 20 gramos (+/- 1 gramo)


CAPÍTULO  III

NORMAS PARA LA DISPUTA DE PARTIDAS


ARTÍCULO  6º

         Una vez asignada la mesa donde disputará una partida de dominó, los jugadores apagarán sus móviles o los depositarán en la Mesa de Control. A continuación se señalará por los componentes de la pareja que actúe como local quien de ellos efectuará las anotaciones en la Hoja de Anotaciones de la partida. A su vez, la pareja rival señalará quién de ellos será el encargado de realizar el recuento de cada mano. Para el traslado de la puntuación que resulte, una vez finalizado el recuento, el jugador anotador deberá obtener previamente la aprobación del jugador asignado para el recuento.
         Realizada la anotación, el jugador anotador cantará el marcador resultante.
         A partir del visto bueno de la anotación, se podrán voltear las fichas.


ARTÍCULO  7º


         Antes de tomar asiento los cuatro jugadores, se determinará la posición en la mesa de cada uno de ellos, así como al que le corresponderá realizar la primera salida. Para esto se procederá en la siguiente forma:
En primer lugar, se voltearán y revolverán todas las fichas.
Seguidamente cada uno de los jugadores, a modo de sorteo, levantarán una ficha, escogida al azar. El resultado de este sorteo determina no solamente el jugador que realizará la salida, que será el que haya extraído la ficha de puntuación mas alta, sino también el orden de colocación de los jugadores en la mesa.
En caso de empate en el valor de la ficha extraída, ganará la salida y posición aquél que obtenga la ficha de palo superior. Ejemplo: entre el 3-3 (suma 6) y el 4-2 (suma 6) gana el 4-2.
En una jugada determinada se denominará jugador número 1 al mano, jugador número 2 al contrario situado a la derecha del mano, jugador número 3 al compañero del mano, y jugador número 4 el situado a la izquierda del mano.


En competiciones de equipos, para la disputa de la segunda partida de un encuentro, los componentes de la pareja que haya perdido la primera partida, y con carácter obligatorio, invertirán el lugar de su asiento, es decir que el jugador que se haya sentado en la primera partida a la derecha del mano, lo hará a la izquierda en la segunda partida; en el caso de sustitución de jugadores, los sustitutos ocuparán el asiento que hubiera correspondido a los titulares en dicha partida, segunda del encuentro.
Corresponderá en ocasiones sucesivas, efectuar la salida al jugador situado a la derecha del anterior saliente.
Al jugador beneficiado en el sorteo, le corresponderá realizar la primera salida y además, elegirá la posición que ocupará en la mesa; frente a él se sentará su compañero. A su derecha tomará asiento aquél de los contrarios que haya obtenido la ficha de valor mas alto de las de entre ellos.

ARTÍCULO  8º

         Para efectuar la salida se procederá del siguiente modo:
En primer lugar se voltearán todas las fichas, quedando éstas boca abajo.
Seguidamente las revolverá el jugador situado a la izquierda del mano o jugador número 4 en esa jugada.
Acto seguido las revolverá nuevamente el jugador mano o número 1.
Seguidamente se procederá a coger las siete fichas por cada jugador, haciéndolo en primer lugar el jugador situado a la derecha del mano, es decir, el jugador número 2; en segundo lugar cogerá las fichas el jugador número 3; en tercer lugar lo hará el jugador número 4 y, finalmente, cogerá sus fichas el jugador mano.
Cuando todos los jugadores dispongan de sus siete fichas, las levantará, a ser posible, en una única acción o de una en una, haciéndolo solamente los jugadores números 1 y 2  simultáneamente.
A continuación, el jugador número 1 colocará la ficha de salida en el centro aproximado de la mesa, que estará debidamente señalizado, boca arriba, en disposición de jugar. Dicha ficha de salida se colocará en forma tal que, caso de tratarse de una doble, se pondrá en sentido transversal a la posición del jugador mano; tratándose de ficha de dos valores, se colocará siempre mirando el lado de mayor valor hacia el compañero del mano. Una vez colocada la ficha en centro de la mesa, ningún jugador podrá desplazarla de ese lugar.
Colocada la ficha de salida en el centro de la mesa, el compañero del mano, esto es, el jugador número 3 en esa jugada, levantará sus siete fichas en la forma indicada en el punto 8.5
El jugador número 2 colocará su ficha o pasará, según proceda. Acto seguido el jugador número 4 levantará sus siete fichas como se indica en el punto 8.5
Las fichas, en su integridad, una vez levantadas quedarán en posición vertical sin que se permita su colocación. En casos excepcionales, los árbitros, o en su defecto los capitanes de equipo, podrán autorizar a algún jugador a situarlas en posición horizontal o tapadas. La separación entre las fichas será uniforme.
Las fichas no se tocan, excepto para jugarlas; y se jugarán siempre con la misma mano, bien con la derecha o bien con la izquierda, pero siempre con las misma desde el comienzo de la partida hasta su finalización.
Tanto a la salida como al efectuar jugada, las fichas se colocarán sobre la mesa de forma suave y uniforme, se cogerán para ser jugadas siempre de la misma forma y lugar, es decir, si un determinado jugador la suele coger empleando dos, tres,..., dedos, si la coge por la parte alta, por el centro, por ..., lo hará siempre de la misma forma. Al colocar la ficha no podrá haber dedo alguno por encima de anverso de la ficha.
Si suele empujarla con un dedo y luego colocarla será de ese modo el que emplee durante la partida. En definitiva, las fichas deben cogerse para jugar y colocarlas siempre de la misma forma. Está expresamente prohibido enfatizar o golpear la mesa con las fichas.

Se permite el uso de atril para el soporte de las fichas. Dicho atril se ajustará a las dimensiones      siguientes en cuanto a la plataforma donde se depositarán las fichas. Cada atril dispondrá de siete cajoneras con separadores de 2 m/m., incluidos los extremos. Sus dimensiones totales serán de 190 x 35 m/m., que permitirá al resto de jugadores, con una simple mirada, conocer el número de fichas pendientes de jugar.

Las fichas jugadas ocuparán una determinada posición sobre el tablero, carro.
Partiendo de la ficha de salida, colocada en el centro geométrico de la mesa, previamente marcado, el carro avanzará en ambas direcciones en línea recta hasta TRES FICHAS colocadas. Los DOBLES NO CUENTAN. La siguiente ficha debe quebrar dicha línea recta formando un ángulo de 90 grados y en el sentido contrario al movimiento de las agujas de un reloj, la parte larga de la última ficha del carro contactará con la parte estrecha de la ficha que quiebra, excepto cuando sea doble. De igual manera el carro avanzará hasta TRES FICHAS colocadas, SIN CONTAR LOS DOBLES. La siguiente ficha quebrará dicha línea recta según la explicación anterior. Esta nueva línea, paralela al carro, tendrá un mínimo de 8 fichas antes de proceder a un nuevo quiebro.
Cuando ambos extremos del carro sean de igual "palo" el jugador al que corresponda jugar lo hará OBLIGATORIAMENTE por la derecha según su posición, pero si el carro está alineado con el jugador, éste la colocará por su lado mas cercano.
En caso de competición, cualquier vulneración de lo que se señala en este artículo deberá tener reflejo en el Acta del Encuentro.

ARTÍCULO  9º

         Queda totalmente prohibido la colocación de cualquier objeto sobre la mesa de juego, tales como vasos, botellas, etc., que deberán colocarse y permanecer en mesas auxiliares.
         Queda prohibido fumar y consumir bebidas alcohólicas durante la celebración de las partidas de competición.

ARTÍCULO  10º

         Los jugadores permanecerán sentados durante el transcurso de la partida, adoptando una posición que suponga actitud de relajamiento, SITUANDO LAS MANOS DEBAJO DE LA MESA; actitud y posición que deberán mantener durante la totalidad de la mano.
         No podrán realizarse movimientos que puedan interpretarse como información improcedente. Se entenderán como tales aquellos que no se efectúan habitualmente y aquellos que se puedan efectuar cuando no se está jugando ( rascarse, atusarse el pelo, poner y sacar manos o dedos de la mesa, cruzarse de brazos, miradas o muecas, y en general todas aquellas actuaciones que puedan orientar la decisión del compañero.
ARTÍCULO  11º

         Ningún jugador podrá recriminar la posición que adopte cualquiera de los rivales; en el caso de que estime que con tal posición o actitud se están produciendo cualquier tipo de señas, llamará al Juez-Árbitro, o en su caso, a su respectivo capitán, y le formulará las observaciones que estime, que deberán ser recogidas en el Acta del Encuentro.


ARTÍCULO  12º

         Al finalizar cada mano los componentes de una pareja podrán realizar, entre ellos, un breve comentario de la jugada, sin alzar la voz y sin referirse nunca a los contrarios, y en ningún caso por tiempo  superior a TREINTA segundos.
         Se prohíbe terminantemente cualquier conversación entre jugadores de una y otra pareja durante el desarrollo o finalización de las manos. Todos los comentarios se efectuarán al finalizar la partida.
         En competición, de todos los comentarios que vulneren lo contemplado en este Articulo, producidos durante el desarrollo de una partida, se tomará nota en el Acta del Encuentro.

ARTÍCULO  13º

         Si algún jugador, cuando le corresponda efectuar una jugada, toca a alguna de las fichas, estará obligado a jugarla si ésta tiene cabida, aunque no la haya levantado totalmente. Si no tiene cabida, lo indicará y la jugará cuando lo considere oportuno.
         Si en el transcurso de una mano, incluso al finalizar la misma, cualquier jugador se percata que una ficha ha sido colocada indebidamente, se tratará de identificar al jugador que ha cometido la irregularidad y, la pareja contraria decidirá si se reanuda la mano desde ese instante o se anula la mano con pérdida de la salida si la pareja infractora ha sido mano.
         Si no se puede determinar el infractor deberá anularse la mano sin correr la misma.

ARTÍCULO  14º

         Si se presenta un cierre, el jugador que realice la jugada no podrá decir "cerrado" o "abierto", sino que se limitará a colocar la ficha por el lado de la jugada que estime conveniente. Caso de producirse algún error en el momento del cierre, se estará a la colocación de la ficha sobre la mesa, prevaleciendo la posición de dicha ficha sobre el comentario que haya podido formular el jugador correspondiente; es decir, que si de tal posición es que el juego queda abierto, prevalece sobre el comentario de "cerrado" que haya podido formular en el momento de colocar la ficha y viceversa.

ARTÍCULO 15º

         Si en una determinada jugada solamente se posee una ficha para jugar, es decir, únicamente una ficha que tenga cabida en la jugada, el jugador está obligado a colocarla sobre la mesa con prontitud, sin detenerse a pensar la jugada conveniente, salvo que dicha ficha permita dos opciones. Si por error involuntario se infringe lo dispuesto en este artículo, el jugador estará obligado a señalarlo inmediatamente, antes de que realice jugada el situado a su derecha. Si la pareja contraria lo solicita, se anula la jugada totalmente, con pérdida de la mano si la salida la realizó el jugador infractor o su compañero, pero no en el caso de que la salida la haya realizado alguno de los contrarios.
         En caso de producirse una infracción de este tipo, sin que el infractor lo comunique, en el momento que la pareja contraria detecte la infracción, incluso a la finalización de la mano si no se detectó antes, podrá pedir la anulación de la mano o que ésta se reproduzca a partir del momento de la infracción.
         En ningún caso podrá utilizarse la "pensada" como pérdida de tiempo, especialmente en partidas con horario limitado, o como argucia para ganar a los oponentes. Si existieran indicios claros de esta práctica puede reclamarse la presencia del árbitro que deberá tomar la decisión adecuada.

Página  de

         En competiciones, las infracciones por una pensada en falso, serán resueltas con la intervención del Juez-Árbitro o, en su caso, por los capitanes de los respectivos equipos.
         A efectos de graduación de la sanción correspondiente, se tomará nota en el acta del encuentro, del número de licencia del jugador y de las circunstancias de la jugada e incidencia del error en la misma
.

ARTÍCULO  16º

         Caso de que por error involuntario un jugador cuando le corresponda jugar diga "paso" y que la realidad sea que tenga ficha para jugar, podrá la pareja contraria, en ese momento, pedir la anulación de la jugada íntegramente, con pérdida de la mano por parte del infractor o compañero, o que dicha jugada se reproduzca a partir del momento de la infracción.




ARTÍCULO  17º


         En competición, durante el desarrollo de una partida, no podrá ningún jugador interrumpirla por necesidades fisiológicas u otra causa, salvo autorización expresa del Juez-Árbitro o en su defecto del capitán del equipo contrario. Se dejará constancia, con carácter obligatorio, en el acta del encuentro.
         Un jugador no podrá abandonar un torneo sin causa justificable y sin avisar a la Mesa de Control o al Juez-Árbitro.

ARTÍCULO  18º

         En cada jugada o mano, la pareja de que forme parte el jugador que haya ganado la misma, contabilizará tantos puntos o tantos como la suma de las fichas que resten por jugar, incluidas las del compañero y las de los contrarios.
         Si como consecuencia de la última jugada, se rebasa el número de puntos o tantos acordado para la duración de la partida, se reflejará en la Hoja de Anotaciones, con independencia  de que se contabilizará sobre el límite preestablecido.
         De producirse empate en un cierre, se pasa mano y se anota en la casilla de la pareja que ha salido el tanteo de 0 (cero).

ARTÍCULO  19º

         Si con antelación al comienzo de una jugada o durante su desarrollo a alguno de los jugadores se le cae una o varias fichas, se obrará con arreglo a los siguientes criterios:
Si la ficha se vuelca sobre su cara en el momento de revolver, se volteará y unida al resto de ellas se revolverá nuevamente.
Si la ficha cae antes del comienzo de la jugada. pero los jugadores ya están en posesión de sus siete fichas, será la pareja contraria la que decidirá, en ese momento, sobre la necesidad de volver a revolver todas, con pérdida de la mano si la salida le corresponde a la pareja infractora.
Si la caída tiene lugar una vez se haya producido la salida, es decir, durante el desarrollo de la jugada, también será la pareja contraria la que decida, en ese momento, sobre la reanudación de la jugada realizada hasta el momento, o su anulación, con pérdida de la mano si la salida la efectuó la pareja infractora.
En competición, en el caso de que una misma pareja incurra en errores de este tipo por mas de dos veces en una misma partida, se tomará nota de ello en el Acta del Encuentro, haciéndose constar si,  se trata de la segunda, tercera o mas veces que se produce la misma circunstancia.


ARTÍCULO  20º
         
         Toda infracción producida durante el desarrollo de una mano será penalizada, a petición de la pareja no infractora, con la reanudación desde el momento de la infracción corrigiendo esta o con la anulación de la misma en cuyo caso pasará mano si la salida la efectuó la pareja infractora.

ARTÍCULO  21º


         
Salvo por circunstancia excepcional imprevisible, no podrá interrumpirse una partida, ni tampoco suspenderse.
         Si se produce algún hecho no recogido en este Reglamento, se consignará en el Acta del Encuentro, pero la partida correspondiente deberá reanudarse a partir de dicha circunstancia. La nulidad o validez de la jugada que dio origen a la suspensión o interrupción, lo decidirá el órgano competente de la competición de que se trate, quién podrá ordenar la repetición de la jugada o partida, cuando a su juicio las circunstancias del caso hayan podido tergiversar el resultado producido.
         Si así lo apreciare el órgano federativo competente o en su caso, de la organización de la competición, podrán dar validez al resultado que presente la partida en el momento de la suspensión, u ordenar la reanudación de la misma. También podrá declarar ganador de una partida a la pareja que mayor número de puntos o tantos a favor presente en el momento de la suspensión.
         En caso de interrupción de una partida por ausencia inexcusable de la misma por parte de un jugador, por causa justificada, el Juez-Árbitro podrá permitir la sustitución de ese jugador por cualquiera de los suplentes, si los hubiere.
         No podrá procederse a la sustitución en el caso de abandono, declarándose perdedor de la partida a la pareja a que pertenece el jugador que la abandonó; se sumarán tantos puntos o tantos a la anotación de la pareja rival como sean precisos para alcanzar la totalidad de la puntuación de la partida, mientras que la pareja perdedora quedará con la puntuación acumulada que presenta en el momento de la suspensión.
         De producirse suspensión de una partida por abandono de un determinado jugador, se declarará ganador de la partida a la pareja contraria aunque ésta presente menor número de puntos o tantos a su favor.


CAPÍTULO  IV

LICENCIAS Y AUTORIZACIONES

ARTÍCULO  22º

         Para que una persona pueda tomar parte en las competiciones de Dominó que se desarrollen bajo el amparo de esta Federación, será preciso que disponga de licencia federativa.

         Esta licencia será extendida por la Federación Gallega de Dominó, en representación de la Federación Española de Dominó a petición de las Asociaciones o Clubes integrados en la misma, o del propio interesado, según los casos y finalidad.
         La Federación Gallega de Dominó deberá disponer de un Registro General de las licencias extendidas.

ARTÍCULO  23º

         Para la disputa de competiciones de carácter nacional, la licencia deberá estar vigente y requerirá el visado del órgano competente de la Federación Gallega de Dominó.
         Todo jugador deberá llevar su licencia en lugar visible cuando se encuentre disputando cualquier competición oficial de la Federación Gallega de Dominó o Federación Española de Dominó, que le servirá de acreditación.
         El uso o alineación indebida, la suplantación de personalidad, tanto en competiciones por parejas como de equipos, acarreará la pérdida de la partida donde se produzca la infracción y la sanción correspondiente al jugador y a la pareja o equipo al que pertenezca.

ARTÍCULO  24º

         Las licencias serán suscritas por el órgano competente de la Federación Gallega de Dominó.


ARTÍCULO  25º

         El formato, características y contenido de las licencias será el que para cada temporada en concreto señale la Federación Española de Dominó.
         En todo caso, en las licencias figurará el número de la misma, nombre y apellidos del titular y su DNI. En caso de equipos, podrá hacerse constar, además, la denominación de este.

ARTÍCULO  26º

         El canon por expedición de licencias será el que señale la Federación Gallega de Dominó, que no podrá rebasar la cantidad máxima que, a estos efectos, autorice la Federación Española de Dominó, a quien compete fijar la cuota que deberá ingresarse en la Tesorería de la misma por cada licencia que se expida.

ARTÍCULO  27º

         Las licencias tendrán validez por una temporada, que será aquella que indica el documento. No obstante, la Federación Gallega de Dominó de acuerdo con la Federación Española de Dominó podrán arbitrar la fórmula que permita la renovación de las licencias por el número de temporadas que determinen.

ARTÍCULO  28º

         
Los impresos de licencias serán confeccionados por la Federación Española de Dominó que podrá delegar en las Federaciones Territoriales.
         En cualquier caso, la licencia deberá contener el siguiente párrafo:

"
La presente licencia habilita al titular para participar en las competiciones que organice la F.E.D. y sus entidades asociadas. Dicho titular acepta las normas y reglamentos de la F.E.D. , acatando las decisiones que del cumplimiento de las mismas se dictaminen, renunciando a reclamar acciones fuera del ámbito estrictamente deportivo".

         



CAPÍTULO  V

DOCUMENTACIÓN PARA LA DISPUTA DE PARTIDAS Y ENCUENTROS EN COMPETICIONES OFICIALES



ARTÍCULO  29º

         De toda partida de dominó se extenderá la Hoja de Anotaciones correspondiente, con el número de copias necesario, en la que figurarán los siguientes datos:
Nombre, apellidos y número de licencia federativa de cada uno de los intervinientes.
Hora de comienzo y finalización de la partida.
La puntuación total de cada una de las jugadas, las sumas parciales y la suma total. No podrá consignarse puntuación de las jugadas hasta que no se haya dado conformidad al recuento realizado por al menos uno de los componentes de cada pareja.
La firma de la totalidad de los jugadores que hayan competido.
En las partidas de equipos, deberá figurar la firma de los capitanes correspondientes.
Las Hojas de Anotaciones de las partidas estarán , en todo momento, a disposición de los cuatro jugadores y de los capitanes respectivos.
Si se observare que la duración de una partida es por tiempo superior al señalado por la competición de que se trate, se trasladará esta circunstancia al Acta del Encuentro, a los efectos procedentes.
En caso de competición por equipos, las Hojas de Anotaciones se revisarán y rubricarán al pie de la misma por los capitanes respectivos y el Juez-Árbitro, si lo hubiere. Si alguien observara la existencia de un error aritmético antes de la firma de ambos capitanes, se adoptarán las medidas pertinentes para su subsanación, reanudándose la partida correspondiente en el caso de que ninguna de las parejas haya llegado a la puntuación final. En caso de que la pareja que figura perdedora hubiera rebasado la puntuación preestablecida, se subsanará el error, quedando como ganadora y los contrarios descontarán la última o últimas puntuaciones anotadas y que no hubiesen tenido lugar para ello. De esta incidencia y de las resoluciones que se adopten, se dejará constancia en el Acta del Encuentro.

ARTÍCULO  30º

         En los encuentros por equipos se extenderá, además de la Hoja de Anotaciones de las partidas, los siguientes documentos:
La Hoja de Alineación, con las copias correspondientes.
Este documento será entregado al Juez-Árbitro antes del comienzo del encuentro, o en su  defecto, se intercambiará, por los capitanes.
Dicha Hoja de Alineación expresará:
30.1.1.1.  Número de las licencias y nombres y apellidos de cada uno de los componentes de las parejas  que formen el equipo           titular, y la composición de estas.
30.1.1.2.   Número de las licencias y nombre y apellidos de cada uno de los jugadores suplentes.
                Las Hojas de Alineaciones serán suscritas, solamente, por los respectivos capitanes.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal